VINO

«En invierno no hay mal abrigo con una copa de buen vino».

La base de nuestros vinos es el jugo fermentado de cada fruta, mismo que se obtiene con la recolección, molienda, machacado y extracción del jugo de la fruta, ya obtenido el jugo se guarda en contenedores donde se lleva a cabo su propia fermentación con una duración de 15 a 20 días, posteriormente este jugo fermentado se pasa a depósitos limpios para su reposo o añejamiento de aproximadamente 1 año. y finalmente pasa al área de preparación, donde se llevará a cabo su envasado para obtener un vino agradable al paladar con aproximadamente 10% de alcohol proveniente de la fermentación de la fruta.
Te invitamos a probarlos y contarnos cuál es tu favorito.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.